Aislamiento

Una de las partes más importantes a tener en cuenta antes de empezar para conseguir un clima agradable en el interior, evitar la presencia de humedades y prevenir el deterioro de los materiales. Para evitar levantarse con las paredes húmedas, recomendamos emplear un buen aislante en el interior de la furgo. Esto permite que el vehículo mantenga una temperatura estable en el interior previniendo y evitando la condensación de vapor de agua en el interior. Para conseguir un buen aislamiento es importante combinar un buen aislante reflexivo (capa de aluminio anti-radiación que refleje el calor hacia el exterior) con otro material que encierra aire seco en su interior para que actúe de barrera contra el vapor de agua.